acceso servicios +34 943 26 05 67

Hay una multitud de factores que influyen negativamente tanto en los niveles de cobertura cómo en la calidad de la señal de una red Wi-Fi. Estos días, debido a la intensidad de su uso en el hogar, en especial con el #teletrabajo a través de videollamadas con aplicaciones como Skype , Zoom Video Communications o Microsoft_Teams, es relevante en la medida de lo posible optimizar el rendimiento de la red wifi maximizando el alcance de cobertura y evitando interferencias y saturaciones.

Aquí te dejamos unos consejos:

singles miembros pontevedra 1. Cuida la ubicación

La posición del router influye mucho en la señal. Colocarlo en un sitio poco acertado conllevará no tener suficiente cobertura allí donde la necesites. Los santa caterina conocer solteros electrodomésticos del hogar, las superficies o paredes de http://cineaqui.com/tag/the-boy-hd/feed azulejo, los espejos y, en general, las grandes superficies de metal como estanterías o muros encofrados limitan la propagación de la señal.

Por este motivo, es conveniente situar el router lejos de estos elementos y a una altura de al menos 150 cm del suelo. De esta forma, la propagación de la señal evita atravesar muebles bajos, armarios o sofás y consigue ganar unos metros de cobertura.

2. Ojo con las interferencias

Otro aspecto a tener en cuenta es la calidad de la señal recibida. Aunque muestre buenos niveles de señal (de 3 a 5 barras) podemos percibir un bajo rendimiento de la red. Esto sucede a causa de un deterioro de la señal por interferencias o por saturación.

La red Wi-Fi se degrada por interferencias de otras fuentes de señal como las emitidas por teléfonos inalámbricos, vigila-bebés, hornos microondas o, en general, dispositivos inalámbricos de todo tipo. Cerca de estos elementos la señal se degrada; por ello, debemos situarlos lejos de las zonas en la que se vaya a utilizar la red Wi-Fi. Una forma de comprobar si un elemento inalámbrico está interfiriendo en la red es apagarlo y comprobar el efecto con el dispositivo desconectado.

3. Coloca las antenas correctamente

No es recomendable poner las dos antenas hacia arriba; lo recomendable es colocarlas en perpendicular, una en horizontal y la otra en vertical.  Las antenas tienen que dibujar un ángulo de 90 grados entre ellas. Con este truco, tu Wi-Fi no será más rápida, pero ayudará a que mejore la cobertura y que nuestros dispositivos no sufran tanto cuando están alejados del router.

4. El firmware del router siempre actualizado

El firmware es un programa interno de los dispositivos que controla el funcionamiento de sus circuitos. Los fabricantes lanzan actualizaciones del firmware para mejorar algunas de las prestaciones de sus dispositivos. Por lo tanto, es importante que el firmware del router esté siempre actualizado.

Algunos routers lo hacen de forma automática para que no tengas que estar pendiente. Puedes consultar en el manual si el tuyo lo hace así, y de no ser así, tendrás que actualizarlo tú mismo desde la página de administración de tu router.

5. Gestión de los canales de conexión

Los routers tienen una opción llamada Control Channel quesirve para elegir uno de los 13 canales en los que puede operar un router. Por lo general, estará configurado para elegir el canal menos congestionado, pero este es un modo que no del todo fiable.

Los routers Wi-Fi europeos utilizan canales que van del 1 al 13 y que operan entre los 2.401 y 2.483 MHz. Esto quiere decir que, por ejemplo, si vives en una comunidad de vecinos es posible que varios routers estén operando en el mismo canal y que sus señales estén interfiriendo con la tuya restándole alcance. Puedes recurrir a aplicaciones gratuitas comoWifiAnalyzer, que analiza el estado de los canales de tu alrededor. En esta aplicación, por ejemplo, sin dar ninguna clave puedes decirle cuál es tu router y te mostrará en qué canal estás y cuál es el recomendado.

6. … o cambiar la banda de frecuencia

El consejo del punto anterior es útil debido a que en la mayoría de los casos las redes inalámbricas operan bajo la banda de frecuencia de 2,4 GHz. Ya hemos explicado que esta banda está muy ocupada por otras redes vecinas e incluso por dispositivos como monitores de bebés, teléfonos inalámbricos, electrodomésticos, etc.

Los routers Wi-Fi que operan bajo los últimos estándares cuentan con dos bandas Wi-Fi, la banda de 2,4GHz y la de 5GHz. Es recomendable usar la banda de 5 GHz por no encontrarse tan ocupada como la de 2,4 GHz y por ser más potente y eficiente.

7. Si todo falla, usa un PLC

Utilizar un PLC, que es un dispositivo que te permite transmitir la señal de tu conexión a Internet a través del cableado eléctrico de tu casa tanto Wi-Fi como Ethernet, es la mejor opción para garantizar una cobertura apropiada allí donde lo necesites. Lo único que vas a tener que hacer es:

  • Conectar tu router al emisor de tu pack de PLC mediante un cable Ethernet
  • Conectar el emisor al enchufe más cercano
  • Enchufar el extensor en cualquier otro enchufe de tu casa

De esta manera tendrás la señal Wi-Fi en la zona donde has enchufado el extensor. Así de fácil.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros si tienes alguna duda en marketing@grupok35.com